Baraja de cartas francesa | LeoVegas Blog

Cartas Francesas: cuántas hay, los palos y los juegos para usar estas cartas

Las cartas francesas, también conocidas como cartas de la baraja francesa, son las cartas de juego más utilizadas en el mundo, con algunas adaptaciones locales. Su historia comienza poco antes de 1400 y desde el principio su principal característica ha sido la presencia de la Reina, mientras que las otras barajas de cartas extendidas en el resto de Europa solo tenían figuras masculinas. En el siglo XVIII el modelo dominante de cartas francesas se convirtió en el parisino, con 32 cartas (eliminadas las cartas del 2 al 6) y las figuras asociadas con la imagen de figuras históricas, y luego en el siglo XX se alcanzó la estructura actual de la baraja.

DEPOSITA AHORA

REGÍSTRATE AHORA

Baraja de Cartas Francesas: ¿Cuántas cartas hay?

En su definición moderna, la baraja de cartas francesas se compone de un mínimo de 52 cartas y un máximo de 54. También hay 2 comodines. Las 52 cartas básicas son las que van del 2 al 10 para cada uno de los 4 palos, los 4 Ases, los 4 Jotas, las 4 Reinas y los 4 Reyes.

¿Qué palos hay en las cartas de juego francesas?

Las cartas francesas se distinguen por color, las cartas están divididas de hecho en rojas y negras. Además en las cartas francesas hay 4 palos: picas, diamantes, tréboles y corazones. Nacidas como una imitación de las cartas alemanas, los palos en su denominación francesa fueron reemplazados por motivos florales para luego llegar a su estatus, que ahora consideramos clásico, resultado de un simbolismo muy específico, refiriéndose a las clases sociales. Las picas simbolizan lo militar, los Diamantes la burguesía, los Tréboles el clero y los Corazones los campesinos.

¿Qué juegos se pueden jugar con la baraja de cartas francesas?

Las cartas francesas se usan en muchos juegos, de casino o incluso juegos de mesa sin apuestas, debido a su difusión, su gráfica limpia y su versatilidad. Su as bajo la manga es precisamente la capacidad de usar esta expresión, es su internacionalidad, que ya los hizo exitosos en el mundo pre-internet y los hace aún más exitosos hoy en día con el juego en línea. Es imposible mencionar todos los juegos posibles con cartas francesas, por lo que nos limitaremos a una lista de los más famosos, aunque sea larga.

Blackjack

Uno de los juegos de casino más famosos del mundo, donde el objetivo es obtener una mano lo más cercana posible a 21 sin pasarse, es decir, ir más allá apostando contra el crupier.

Póquer

El objetivo de este juego, que también ha hecho historia en los casinos en línea, es crear la mejor combinación posible de cartas, apostando con otros jugadores sobre quién tiene la mejor mano. El gran éxito del póquer, tanto físico como en línea, depende del impacto y de la habilidad de los jugadores, con las mismas cartas, siendo esta habilidad mencionada mayor que en casi todos los demás juegos de casino.

Rummy

Extendido por todo el mundo, Rummy se juega con dos barajas de cartas francesas y para cada jugador el objetivo es eliminar todas las cartas de su mazo, creando combinaciones del mayor valor posible.

Escalera 40

Este juego está especialmente extendido en Italia, se juega con una baraja de cartas francesas con el objetivo, para cada jugador, de crear una secuencia de cartas (una escalera, de hecho) del mismo palo.

Buraco

Inspirado en la Canasta, el Buraco se juega principalmente en Italia con dos barajas de cartas francesas con el objetivo de crear combinaciones concretas de cartas, que den el mayor número de puntos posible, haciendo que el oponente 'pague' la puntuación de las cartas que le quedaron en mano. El objetivo del Buraco es totalizar la puntuación inicialmente establecida para el cierre, generalmente 1005 o 2005.

Bridge

Este juego, que mezcla matemáticas y estrategia, se juega en parejas y está especialmente difundido en el mundo anglosajón. El objetivo primario del Bridge es llevarte tantas bazas como sea posible y hacer que los oponentes consigan las menos posibles.

Canasta

Este juego de parejas, muy popular en América del Norte y especialmente en América del Sur (nació en Uruguay), utiliza dos barajas de cartas francesas sin comodines, con el objetivo de crear canastas, es decir, combinaciones de siete o más cartas, del mayor valor posible. El objetivo final es el cierre, alcanzable solo después de que la pareja haya creado una canasta.

Pinnacle

Este juego, difundido especialmente en Italia, se juega con dos barajas de cartas francesas y tiene algunos puntos en común con el Bridge, especialmente en lo que respecta a puntuaciones y cierres. El objetivo es robar las cartas de tu oponente.

Klondike – El famoso solitario

Entre los muchos juegos de solitario posibles con cartas francesas, el más famoso es sin duda Klondike, que se juega con una baraja de 52, por lo tanto sin comodines. En la práctica, colocas las cartas boca abajo en el lado izquierdo de la mesa, luego tomas 7 de ellas y las dispones de izquierda a derecha, sin voltearlas. Luego se distribuyen las cartas de modo que cada columna tenga un número igual a su posición (desde la única carta en la columna 1 hasta las 7 cartas en la columna 7), con la última carta boca arriba. El objetivo de Klondike es completar todas las bases en orden ascendente, por lo tanto desde el As hasta la K, y del mismo palo, mientras que las columnas deben estar compuestas por cartas en orden decreciente, alternando negro y rojo.

¿Te ha gustado este artículo? Entonces te recomendamos visitar nuestro blog dedicado al casino en vivo sobre otros juegos de cartas.

También te pueden interesar: